¡Feliz pascua de Resurrección!

Toda la familia scout os desea una muy feliz pascua de Resurrección.

Pasado el sábado, al alborear el primer día de la semana, fueron María la Magdalena y la otra María a ver el sepulcro. Y de pronto tembló fuertemente la tierra, pues un ángel del Señor, bajando del cielo y acercándose, corrió la piedra y se sentó encima. Su aspecto era de relámpago y su vestido blanco como la nieve; los centinelas temblaron de miedo y quedaron como muertos. El ángel habló a las mujeres: «Vosotras no temáis, ya sé que buscáis a Jesús el crucificado. No está aquí: ¡ha resucitado!, como había dicho. Venid a ver el sitio donde yacía e id aprisa a decir a sus discípulos: “Ha resucitado de entre los muertos y va por delante de vosotros a Galilea. Allí lo veréis”. Mirad, os lo he anunciado». Ellas se marcharon a toda prisa del sepulcro; llenas de miedo y de alegría corrieron a anunciarlo a los discípulos. De pronto, Jesús les salió al encuentro y les dijo: «Alegraos». Ellas se acercaron, le abrazaron los pies y se postraron ante él. Jesús les dijo: «No temáis: id a comunicar a mis hermanos que vayan a Galilea; allí me verán». Mientras las mujeres iban de camino, algunos de la guardia fueron a la ciudad y comunicaron a los sumos sacerdotes todo lo ocurrido. Ellos, reunidos con los ancianos, llegaron a un acuerdo y dieron a los soldados una fuerte suma, encargándoles: «Decid que sus discípulos fueron de noche y robaron el cuerpo mientras vosotros dormíais. Y si esto llega a oídos del gobernador, nosotros nos lo ganaremos y os sacaremos de apuros». Ellos tomaron el dinero y obraron conforme a las instrucciones. Y esta historia se ha ido difundiendo entre los judíos hasta hoy. Los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos dudaron. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: «Se me ha dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el final de los tiempos».

Mirad qué sepulcro vacío tan bonito ha confeccionado Andrei (castor). ¡Muchas gracias!

Noticias relacionadas

Actividad conjunta de los castores de Cáceres

Actividad conjunta de los castores de Cáceres

En una luminosa tarde que tuvo lugar el sábado día 6 de abril, los Castores de los Grupos Scouts de Cáceres, niños de 6 y 7 años, tomaron la iniciativa de embellecer y aprender sobre el rico patrimonio del casco antiguo de Cáceres a través de una serie de actividades educativas y de servicio comunitario.

leer más
¡Campo-Scout 2024 en Santiago de Compostela!

¡Campo-Scout 2024 en Santiago de Compostela!

Queridas familias scouts: Con gran entusiasmo, nos dirigimos a vosotros para anunciaros que el campamento scout de 2024 que celebra los TREINTA AÑOS del grupo Scout Sant Yago tendrá un significado muy especial para todos nosotros. Este año, en honor a la celebración del 30º aniversario del Grupo Scout Sant Yago, los scouters han decidido realizar el campamento en un lugar emblemático y lleno de historia: Santiago de Compostela, y su Centro Scout Abeiro.

leer más